domingo, 19 de octubre de 2008

IV. ECONOMÍA:







El sistema económico y social funcionaba por medio de una red de centros urbanos rurales que se encargaban de recepcionar y enviar a la capital los tributos obtenidos. El estado se administró en la ciudad capital Chan-Chan, desde allí se manejó, organizó y monopolizó la producción, el almacenamiento, la redistribución y el consumo de bienes y productos.
La gran mayoría, es decir el pueblo, se dedicaba a la pesca, a la agricultura, a tareas artesanales y al comercio.).


4.1.- LA AGRICULTURA:

En este aspecto construyeron canales y reservorios para irrigar extensas áreas en la costa norte el Perú. Cultivaron yuca, frijol, camote, papaya y algodón. En la ciudad e Chan Chan había huertos con un sistema especial e riego que les permitía el cultivo de plantas alimenticias.

4.2.- PESCA Y COMERCIO:

Probablemente heredaron las habilidades de los antiguos moradores de la zona, los mochicas. Por eso también incursionaron en el mar, en caballitos de totora, así se proveyeron de diversa variedad de peces y de mariscos, de la misma forma que cazaron a las aves marinas para aprovechar de ellas además de su carne, el plumaje que lo emplearon como ornamentación en sus vestidos.

Practicaron también el comercio, especialmente el marítimo que lo efectuaron en balsas y embarcaciones a lo largo de los pueblos el litoral.

4.3. INDUSTRIA TEXTIL:

Los chimú también se dedicaron al arte textil, para ello realizaron la técnica del hilado que consiste en la práctica manual y elemental de unir un conjunto de hilos pequeños para poder lograr un hilo largo y continuo, en esta labor inicial de la textilería se utilizaron diversos instrumentos como el huso. El huso, es un instrumento manual confeccionado de una varita pequeña y delgada que generalmente se va adelgazando a ambos extremos; se lo emplea junto a un tortero o piruro que se inserta en la parte inferior para que haga contrapeso. Se empieza a hilar tomando de la rueca (donde se ha fijado la fibra que se va a hilar) algunas fibras que son fijadas en el huso que se lo hará girar rápidamente entre el pulgar, el cordial y el índice para lograr enrollar y torcer las fibras ininterrumpidas. Cuando ya se había obtenido los hilos necesarios se empezaba el tejido osea el entrecruzamiento o combinación de los hilos para hacer las telas. Los chimúes confeccionaron telas, gasas, brocados, bordados, telas dobles, telas pintadas, etc. Algunas veces los textiles fueron adornados con plumas y placas de oro y plata, los colorantes se obtuvieron de ciertas plantas que contenían tanino, del molle y del nogal; de minerales como la arcilla ferruginosa y el mordiente de aluminio y de animales como la cochinilla. Las prendas se confeccionaron de la lana de cuatro animales; el guanaco, la llama, la alpaca, y la vicuña y de la planta de algodón nativo que crece en forma natural en siete colores diferentes. La vestimenta de los chimúes consistió en taparrabos, camisas sin mangas con o sin flecos, pequeños ponchos, túnicas, etc.